Skip to content

BCE: del «lo que haga falta» al «lo que venga»

sede del banco central europeo

El área de Estudios Económicos de Euler Hermes, uno de nuestros accionistas, analiza las acciones del Banco Central Europeo en respuesta a la crisis del coronavirus. 

 

Lo que ocurrió: el miércoles, 18 de marzo, tras una reunión de emergencia de su consejo de gobierno, el BCE anunció un nuevo programa temporal de compra de activos por valor de 750.000 millones de euros (alrededor del 6% del PIB de la eurozona) hasta finales de año – o más tiempo si es necesario – en respuesta al brote de Covid-19. Se incluirán todos los activos del programa de compra de activos, con compras que se llevarán a cabo de forma flexible (por lo tanto, el frontloading de la deuda italiana es una posibilidad). El BCE también decidió ampliar la gama de activos aptos para la adquisición de papel comercial no financiero y flexibilizar sus estándares de garantía para permitir que los bancos recauden dinero frente a más activos, incluidos los créditos corporativos.

El tamaño importa: el Programa de Compra de Emergencia Pandémica (PEPP) se sumará a las compras mensuales, con un presupuesto de 20.000 millones de euros, y al ajuste de 120.000 millones de euros anunciado la semana pasada, por lo que el total que debe comprarse para el resto del año asciende a 1.1100 millones de euros, es decir, más de 110.000 millones de EUR en compras mensuales de activos. Por supuesto, además, el BCE también seguirá sustituyendo los títulos con vencimiento como parte de su programa de reinversión. En el contexto histórico: las compras netas mensuales de expansión cuantitativa alcanzaron un máximo de unos 85.000 millones de euros en 2016 (véase el gráfico). Con ello se incrementará en un 40 % la totalidad de las existencias del programa de compra de activos, que ya ha recaudado 2.600 millones en activos.

Sin límites: ante este fuerte aumento en el ritmo de las compras mensuales, el BCE prácticamente se despidió del límite del 33% del emisor, que es un límite autoimpuesto para no tener más de un tercio de la deuda pendiente de un país. Esto no es una decisión oficial para levantarlo, pero consideramos que es un trámite a seguir en poco tiempo mientras el BCE implementa el anuncio del PEPP. Mientras tanto, la clave de capital se mantendrá por ahora, pero se aplicará de una «manera flexible», permitiendo desviaciones temporales. Por último, el BCE declaró que está «plenamente preparado» para aumentar el programa «tanto como sea necesario y durante el tiempo que sea necesario» y está dispuesto a «explorar todas las opciones y contingencias para apoyar a la economía durante este shock». Por lo tanto, en caso de un nuevo deterioro notable de las condiciones financieras, se espera que se anuncien a corto plazo nuevas medidas no convencionales y creativas.

Cerrar el diferencial: mientras que el anuncio no ha logrado suscitar mucho optimismo del mercado en el lado de la renta variable – los futuros solo habían aumentado ligeramente (0,5 a 2%) – los mercados de bonos, sin embargo, se han mostrado muy convencidos por el anuncio del BCE, con el diferencial de Italia abriendo en +85pb menos, el de Grecia 155pb inferior y todos los demás diferenciales también disminuyendo en dos dígitos (vencimientos a 10 años).

¿Problemas de suministro temporal? A pesar de los masivos paquetes de fiscales de crisis, la expansión del PSPP y la introducción del PEPP podrían reducir temporalmente la oferta de bonos del estado disponibles en el mercado, al menos hasta que los estímulos fiscales surtan efecto – por lo menos para algunos emisores cuya emisión neta prevista era ya baja o negativa antes, lo que sin duda tiene un efecto amortiguador en las rentabilidades. Según las estimaciones del BCE, la expansión cuantitativa anterior ha reducido en 100pb el bono alemán de referencia a 10 años, y el efecto probablemente se intensifique con los nuevos programas. Dicho esto, la mayoría de los países ya han anunciado enormes paquetes fiscales por valor de más de 100.000 millones de euros sin garantías, 1.100. millones de euros con garantías, lo que indica que el BCE se ha ajustado al tamaño adecuado a posteriori.

Accede al informe original

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Solunion

Solunion

Somos impulso. Somos expertos en seguros de Crédito y de Caución, servicio de Recobro, y otros asociados a la gestión del riesgo comercial.
Quizás te interese