Skip to content

Economía de Estonia: análisis y previsiones

Ciudad de Tallín

En este artículo resumimos las principales claves de la economía de Estonia a partir de los datos de Euler Hermes, uno de nuestros accionistas.

Boom de inversión inesperado para la economía de Estonia

La economía de Estonia se contrajo un -2,9% en 2020 como resultado de la crisis mundial de la COVID-19. El gasto de los consumidores, que fue un motor de fuerte crecimiento en los últimos años, se redujo un -2,5% debido al bloqueo y las medidas de distanciamiento social en primavera y otoño, así como al aumento del desempleo.

El gasto público creció un + 3,6%, gracias a las medidas de estímulo fiscal adoptadas para mitigar el impacto económico de la pandemia. Sin embargo, un aumento del + 18,4% en el gasto de capital fijo fue la razón principal por la que la recesión anual resultó ser más leve de lo esperado. Este auge de inversión, quizás sorprendente en medio de la crisis, refleja en gran medida las inversiones en productos de propiedad intelectual, muy probablemente relacionadas con las inversiones de software a gran escala del Grupo Volkswagen en su subsidiaria Car.Software Estonia AS, que se fundó en la primavera de 2020. También impulsó las importaciones de Estonia, que se expandieron un + 0,7% en términos reales el año pasado. Al mismo tiempo, las exportaciones se contrajeron un -5,5%, principalmente debido a una caída del -19% en las exportaciones de servicios (turismo y transporte), por lo que el comercio exterior neto restó -4,5 puntos porcentuales al crecimiento general del PIB en 2020.

Estructura comercial de Estonia por producto

gráfico de la estructura comercial de Estonia por producto Fuente: Euler Hermes

Se espera un comienzo débil para la economía de Estonia en 2021, con un crecimiento plano en el primer trimestre, seguido de un segundo trimestre en el que es probable que las autoridades sean más cautelosas que en el verano de 2020 con respecto a la reapertura de la economía.

Como en todos los mercados, la vacunación contra la COVID-19 podría tener un impacto positivo en la economía de Estonia en el segundo semestre de 2021 y fomentar una recuperación de la demanda externa. En general, pronosticamos un crecimiento anual del PIB real de poco menos del + 4% tanto en 2021 como en 2022. Sin embargo, una posible tercera ola de infecciones debido a la propagación de variantes mutantes plantea un riesgo a la baja para nuestro escenario.

Las políticas económicas expansivas de Estonia no plantean problemas

Estonia ha sido miembro de la zona euro desde 2011 y, por lo tanto, comparte la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), que prevé un bajo riesgo de transferencia y convertibilidad y ha reducido sustancialmente las vulnerabilidades externas relacionadas con el riesgo de tipo de cambio.

La política monetaria laxa del BCE, combinada con un fuerte crecimiento salarial en Estonia (promedio anual + 7,4% en el periodo 2017-2019), llevó la inflación de precios al consumidor a una media del 3,7% en 2017, seguida del 3,4% en 2018 y del 2,3%. en 2019, todavía por encima del objetivo de inflación del BCE “justo por debajo del 2,0%”.

Sin embargo, los precios al consumidor entraron en territorio deflacionario en 2020, con un promedio de -0,4%, ya que la caída de la demanda interna y el menor crecimiento de los salarios (a medida que aumentaba el desempleo) redujeron las presiones alcistas de los precios. Esperamos un retorno a una inflación moderadamente positiva de + 0,7% más o menos en 2021 gracias a la ligera recuperación del consumo interno.

Fortalezas y desafíos de la economía de Estonia

Fortalezas:

  • Riesgo político sistémico bajo.
  • Buenas relaciones regionales e internacionales (excepto con Rusia), pertenencia a la UE.
  • Una de las economías más abiertas y liberales del mundo.
  • La pertenencia a la zona euro ofrece un bajo riesgo de transferencia y convertibilidad.
  • Finanzas públicas saludables.
  • Entorno empresarial sólido, respaldado por instituciones estables y un poder judicial independiente.

Desafíos para la economía de Estonia:

  • Deuda externa bruta elevada.
  • Dependencia comercial y energética de Rusia.

Estructura comercial de Estonia por origen y destino

Gráfico de la estructura comercial de Estonia por países de origen y destinoFuente: Euler Hermes

Informe: Strong investment growth will fuel the recovery

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Solunion

Solunion

Somos impulso. Somos expertos en seguros de Crédito y de Caución, servicio de Recobro, y otros asociados a la gestión del riesgo comercial.
Quizás te interese