Skip to content

El coste energético de la guerra de Ucrania para los hogares europeos

bandera de ucrania sobre edificios financieros

La invasión de Ucrania impulsará aún más los ya elevados precios de la energía en Europa. Según el último informe de Euler Hermes, uno de nuestros accionistas, el coste energético de la guerra de Ucrania para los hogares europeos será elevado.

Índice de contenidos

Las cifras del informe apuntan a un aumento de al menos un 30% en la factura energética para 2022, que afectará sobre todo a los hogares con bajos ingresos en el Reino Unido y Alemania. Para 2022, calculamos una factura energética total por hogar de 3.400 euros en Alemania, más de 3.000 euros en el Reino Unido, 2.800 euros en Francia y algo menos de 2.000 euros en Italia y España.

Impacto de la renta disponible de los hogares del incremento de la factura energética

Aplicando el incremento de la factura energética a la estructura de consumo de los hogares por quintiles de renta, y teniendo en cuenta el aumento previsto de los ingresos, comprobamos que el incremento de los costes energéticos supone la mayor carga para los hogares británicos y alemanes. La renta disponible de los hogares en estas economías podría disminuir en -3pp y -2pp, respectivamente, frente a -1,5pp en Francia, Italia y España.

Coste estimado de la energía en 2022 (aumento total del +30%), pp de la renta disponible

Gráfico con el coste de la energía según los salarios en España, Francia, Alemania, Italia y Reino Unido

Fuentes:  Eurostat, ONS, Euler Hermes, Allianz Research

En comparación con la situación previa a la guerra, esto representa para el consumidor medio una pérdida adicional de -2 puntos porcentuales (pp) en el Reino Unido, -1,5pp en Alemania y -1pp en Francia, Italia y España. En el peor de los escenarios, en el que el suministro de energía se corta parcialmente y los precios de la energía aumentan un 70% adicional (20% de probabilidad), la renta disponible para el hogar europeo medio se reduciría en -2,5pp adicionales. Esto supondría un coste total de más de 4 puntos porcentuales en el Reino Unido y Alemania, lo que equivale a un coste adicional de más de 1.200 euros por hogar.

Para más de la mitad de los hogares, el exceso de ahorro no es suficiente para absorber el impacto sobre la renta que supone el aumento de las facturas de energía. Si no se adoptan nuevas medidas de apoyo estatal, la reducción resultante del gasto de los consumidores podría reducir el crecimiento del PIB en -0,6 puntos porcentuales en el Reino Unido, -0,5 puntos porcentuales en Alemania y -0,4 puntos porcentuales en Francia, Italia y España. En el peor de los casos, el coste del crecimiento derivado del menor gasto de los consumidores podría llegar a ser de hasta -1,1 puntos porcentuales.

Posibles medidas para reducir el impacto del coste energético de la guerra de Ucrania

En este contexto, se necesitará un apoyo estatal adicional de más de 20.000 millones de euros en Alemania, 14.000 millones en el Reino Unido, 17.000 millones en Francia y cerca de 10.000 millones en Italia y España. En el peor de los escenarios, esta ayuda adicional necesaria podría alcanzar los 75.000 millones de euros en Alemania y los 50.000 millones de euros en el Reino Unido y Francia.

Actuar tanto sobre la demanda (es decir, el racionamiento de las actividades no esenciales) como sobre la oferta (las reservas estratégicas) podría ayudar: un recorte del suministro para usos no energéticos del petróleo y el gas aumentaría la oferta para usos energéticos en un +10% en Alemania, un +9% en Francia y alrededor de un +6% tanto en Italia como en España y el Reino Unido.

Impacto de las ayudas estatales en la renta disponible de los hogares, pp

Gráfico con el impacto de las ayudas estatales en la renta de los hogares en España, Francia, Italia, Alemania y Reino Unido

Fuentes:  Euler Hermes, Allianz Research

Responder rápidamente a la rápida subida de los precios de la energía plantea un dilema clásico a los gobiernos: la disyuntiva entre la simplicidad/rapidez de la aplicación de las medidas y la orientación correcta hacia los necesitados. Las subvenciones directas a los hogares son un ejemplo de ello. Si se basan en umbrales de ingresos, por ejemplo, apenas reflejan las necesidades de movilidad y calefacción de los beneficiarios.

El impacto de otras medidas sobre la evolución de los precios es difícil de calibrar. Los recortes del IVA, por ejemplo, podrían transmitirse de forma imperfecta a los precios de venta y correr el riesgo de ser parcialmente absorbidos por los márgenes de beneficio de las empresas de distribución de energía ya rentables, en lugar de llegar a los hogares más pobres. Por otro lado, los precios máximos son costosos y podrían aumentar la deuda pública si las empresas de distribución de energía son propiedad del Estado y tienen pérdidas significativas para ofrecer precios regulados.

Medidas de protección: ¿Qué están haciendo los países europeos?

Teniendo en cuenta estas limitaciones, ¿hasta qué punto han sido eficaces estas medidas para frenar la inflación y amortiguar los ingresos? Si el choque de los precios de la energía es temporal, estas medidas podrían ayudar a evitar una fuerte volatilidad y un exceso de inflación que pesaría sobre la confianza de los consumidores y sería un lastre para el consumo futuro, además de limitar la pérdida de poder adquisitivo.

De hecho, en Francia, donde se introdujo un límite a los precios regulados del gas ya el 1 de octubre de 2021, los últimos datos de inflación apuntan a un retraso en la transmisión de la inflación energética a los productos manufacturados hasta febrero de 2022. Sin embargo, como Alemania no recortó el gravamen sobre el precio de la electricidad hasta el 1 de enero de 2022, una mayor proporción de empresas manufactureras alemanas todavía espera aumentar sus precios de venta (59% frente al 50% de la zona euro, a partir de febrero de 2022).

 

Medidas de Francia

Según el informe de Euler Hermes, la limitación del 4% de los precios del gas y la electricidad en Francia supone una pérdida media de -0,2pp de renta disponible, frente a los -2,1pp del choque inicial, con una gran discrepancia entre las categorías de renta (-2,5pp para el primer cuantil y -1,7pp para el quinto cuantil). Además, los 4.000 millones de euros de «cheques energéticos» apoyan a los dos primeros cuantiles de la renta en torno a +1pp de renta disponible.

 

El caso de Alemania

En Alemania, la retirada total de los 6,5 céntimos de euro de la Comunidad Económica Europea sobre el precio mayorista de la electricidad por kilovatio-hora (estimada en 5.000 millones de euros) en la segunda mitad de 2022 reduciría la presión sobre la renta disponible en +0,2pp de renta disponible. La supresión de este recargo a las renovables, que pagan directamente los consumidores con sus facturas de electricidad, debería reducir la inflación global en -0,3pp en el segundo semestre de este año.

Además, el próximo verano se entregará una minibonificación energética a unos 2,1 millones de hogares con bajos ingresos, por un total de 200 millones de euros. Por tanto, este cheque sólo llegará a una cuarta parte de los hogares del primer cuantil de renta, lo que equivale a un total estimado de +0,4pp de su renta bruta disponible.

 

Plan de reembolso y recuperación en Reino Unido

En el Reino Unido, el gobierno anunció un plan de «reembolso y recuperación» (coste total de 10.000 millones de euros), que prestará a las empresas energéticas fondos para que todos los hogares (unos 28 millones) reciban una rebaja de 200 libras en sus facturas anuales de energía a partir de abril de 2022, con 150 libras adicionales para los hogares con menos ingresos. Estas medidas limitarán el aumento de los precios de la electricidad el próximo mes de abril al +39% en lugar del +54%. En general, estimamos que, por término medio, estas medidas reducen el impacto sobre la renta bruta disponible de -2,7pp a -2,1pp.

 

Conoce más sobre la actualidad económica en nuestro Exportómetro.

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Solunion
Solunion
Somos impulso. Somos expertos en seguros de Crédito y de Caución, servicio de Recobro, y otros asociados a la gestión del riesgo comercial.
Quizás te interese