Skip to content

Comercio electrónico, un balón de oxígeno para las pymes

Comercio electrónico, un balón de oxígeno para las pymes

En las últimas semanas, los hábitos de consumo de todo el mundo han cambiado debido al  confinamiento por la pandemia y al cierre parcial de establecimientos. En este escenario, el comercio electrónico ha sido la alternativa idónea para muchos compradores y a la vez una estrategia de subsistencia para un número creciente de pequeñas y medianas empresas.

Pero no solo ahora. El comercio electrónico era ya una tendencia al alza antes de la crisis sanitaria. Según los últimos datos publicados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la facturación del comercio electrónico en nuestro país rozó los 12.500 millones de euros en el tercer trimestre de 2019, con un crecimiento de 23,5% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Con esta cifra, el volumen de negocio acumulado en los nueve primeros meses de 2019, alcanzó los 35.460 millones de euros, una nueva cifra récord y que supone un incremento del 25%, si se compara con las mismas fechas de 2018.

El comercio electrónico crece entre las pymes

El comercio electrónico está viviendo durante el confinamiento un empujón inesperado. La patronal logística UNO dio a conocer en mayo que las empresas de transporte han experimentado en las últimas semanas un crecimiento del 50% en los envíos procedentes del comercio electrónico. De hecho, las cotas alcanzadas son similares a las vividas durante la jornada del Black Friday.

(…)

Si quieres leer el artículo completo, accede a nuestra revista:
Revista Solunion nº 21

Revista Solunion nº 21​

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Solunion

Solunion

Somos impulso. Somos expertos en seguros de Crédito y de Caución, servicio de Recobro, y otros asociados a la gestión del riesgo comercial.
Quizás te interese
Digitalizar mi negocio

De por qué tengo que digitalizar mi negocio

En un futuro cada vez más próximo, habilitadores de la llamada Cuarta Revolución como Blockchain, Machine Learning, Cloud, Data Analytics, Big Data, Internet of Things (IoT)… se habrán integrado en el proceso productivo de cualquier empresa.