Skip to content

El sector agroalimentario en 2021: atento a los cambios en los hábitos de consumo

La industria agroalimentaria es una cadena de valor altamente integrada, que engloba desde la agricultura hasta el procesamiento de alimentos, incluidas las bebidas alcohólicas y no alcohólicas.  En 2021 el sector enfrenta importantes retos que analizamos a partir de este informe de Euler Hermes, uno de nuestros accionistas.

Las ventas mundiales del sector agroalimentario en 2020 ascendieron a 6,6 billones de dólares, un aumento del +0,5% frente a 2019, con las exportaciones de los países emergentes en aumento.

La fabricación de productos agroalimentarios ocupará un lugar importante en la agenda de las próximas décadas, ya que el desafío sigue siendo satisfacer la demanda mundial, además de proveer al poderoso sector minorista (de alimentos). Históricamente, la industria agroalimentaria apenas ha padecido la incertidumbre, gracias al consumo constante impulsado por el aumento de la población mundial y la renta disponible. Además, después de dos años de escasez, la agricultura ha comenzado a beneficiarse de la recuperación de los precios de los productos alimenticios, especialmente los cereales, que registraron un aumento del +19% intermensual a fines de diciembre de 2020.

Sin embargo, las nuevas tendencias están cambiando el funcionamiento del sector agroalimentario y el lugar que ocupan las prioridades estratégicas. En todo el segmento agrícola, las aplicaciones de tecnología digital ayudan a abordar las fallas del mercado y facilitan la integración de los agricultores en las cadenas de valor al reducir los costes de información y transacción.

Las preferencias de los consumidores también se están moviendo hacia productos más locales, lo que ejerce presión sobre los fabricantes de alimentos, ya que necesitan invertir en nuevas líneas de productos. Además, las empresas de alimentos envasados ​ siguen luchando con un poder de fijación de precios limitado y un aumento en los costes de transporte que los puntos de venta minoristas se niegan rotundamente a asumir como su cargo, mientras que el canal de distribución en línea está ganando popularidad entre los consumidores finales. Además, el sector también debe considerar cómo el cambio climático puede afectar el rendimiento de los cultivos.

El impacto de la COVID-19 en el sector agroalimentario

El brote ha interrumpido el crecimiento constante del comercio mundial y ha puesto a las cadenas de suministro agroalimentarias bajo presión, especialmente en el segmento de bebidas. No obstante, las repercusiones sobre el sector agroalimentario en su conjunto deberían seguir siendo comedidas, lo que reafirman los buenos resultados financieros publicados últimamente por grandes fabricantes agroalimentarios.

La crisis sanitaria ha tenido un doble impacto en la industria: las entregas de alimentos en línea se están disparando mientras que el sector está lidiando con el cierre de restaurantes y cafés. Sin embargo, los actores agroalimentarios finalmente confían en las próximas consecuencias de la demanda reprimida, especialmente de bebidas.

El tamaño del mercado estadounidense, estimado en alrededor de 1 billón de dólares el año pasado, podría registrar una tasa de crecimiento anual compuesta de más del +3% a partir del próximo año. Desde otro punto de vista, el subsector agrícola se ha enfrentado a desafíos únicos para prevenir y controlar la propagación de la COVID-19 debido a la naturaleza de sus actividades. Las ventas de refrescos han aumentado durante este período, junto con los comestibles que siguen siendo una prioridad del gobierno para garantizar la seguridad alimentaria a nivel nacional.

Los patrones emergentes parecen reforzar las tendencias existentes, como un aumento en la demanda de alimentos locales, cadenas de suministro más cortas y ventas de alimentos en línea. A medida que los actores agroalimentarios sigan abordando el equilibrio entre eficiencia y resistencia a la desaceleración económica, pueden seguir un proceso de reubicación de las actividades de procesamiento de alimentos para productos alimenticios y bebidas que lo permitan.

Fortalezas del sector agroalimentario en 2021

  • Perspectivas favorables a largo plazo, ya que la población mundial va en aumento.
  • Demanda agroalimentaria impulsada por la nueva clase media de Asia y mejores ingresos disponibles.
  • Los resultados financieros de las empresas de bebidas son bastante sólidos en promedio mundial.
  • Resistencia a períodos de recesión en economías maduras.
  • Brillante demanda del nicho de mercado de alimentos orgánicos y principios de agricultura responsable.

Desafíos del sector agroalimentario en 2021

  • La madurez del mercado en las economías avanzadas conduce a una fuerte competencia de precios.
  • Las empresas procesadoras de alimentos dependen en gran medida de la distribución minorista muy concentrada.
  • Poder de fijación de precios limitado de los fabricantes de alimentos frente a los mayoristas y minoristas.
  • Las preocupaciones ambientales relacionadas con el uso demasiado fuerte de pesticidas y agua, además de la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en las aguas arriba.
  • Gestión irregular de la cadena de suministro durante la crisis (pandémica).
  • La seguridad alimentaria relacionada con la dinámica cambiante de la oferta / demanda de alimentos a nivel local y mundial.

Principales actores de la industria alimentaria

China, Estados Unidos y Alemania son los principales actores de la industria agroalimentaria

Informe original: Changes in consumer habits following the end of the Covid-19 pandemic might slow down the ongoing growth recovery

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Solunion

Solunion

Somos impulso. Somos expertos en seguros de Crédito y de Caución, servicio de Recobro, y otros asociados a la gestión del riesgo comercial.
Quizás te interese