Skip to content

El sector químico mundial: perspectivas 2023

Con el deterioro de la economía mundial, las ventas de productos químicos han disminuido en 2023 (-16% interanual en el primer trimestre y -26% interanual en el segundo). Los precios del gas natural han bajado con respecto al máximo alcanzado en 2022, lo que ha supuesto un alivio para los productores europeos.

En este artículo analizamos el estado del sector químico en 2023 y sus previsiones en el medio plazo, según los últimos datos de Allianz Trade, uno de nuestros accionistas.

Tabla de contenidos

El sector químico en 2022: consolidación de la industria y aumento de precios

El primer semestre de 2022 fue un periodo de consolidación para el sector tras la fuerte recuperación observada a lo largo de 2021, cuando las ventas de productos químicos crecieron un +40% interanual. Sin embargo, la confianza del mercado se deterioró a finales de año, ya que la persistente inflación (en particular, los elevados precios de la energía), la política monetaria restrictiva en algunas regiones y la preocupación por la recesión frenaron la actividad empresarial.

En conjunto, las ventas de productos químicos crecieron un +11% en 2022, impulsadas por la subida de precios más que por el volumen. Aun así, los márgenes se contrajeron, especialmente en el cuarto trimestre, debido al brusco aumento de los costes de producción (sobre todo energía y mano de obra). Por segmentos de negocio, las tendencias de ventas fueron diferentes el año pasado: mientras que los productos intermedios y derivados crecieron un +15%, las ventas de productos químicos básicos y petroquímicos crecieron un +9% y un +4%, respectivamente.

Ventaja competitiva para Estados Unidos en 2023

Con la degradación de la economía mundial, las ventas de productos químicos han disminuido en 2023 (-16% interanual en el primer trimestre y -26% interanual en el segundo). Los precios del gas natural han bajado en comparación con el máximo alcanzado en 2022, lo que ha supuesto un alivio para los productores europeos. Con todo, los precios de la energía seguirían siendo más altos que en Estados Unidos y superiores a sus medias históricas. En consecuencia, los productores químicos estadounidenses continuarían disfrutando de una ventaja competitiva sobre sus homólogos europeos, mientras que China debería esforzarse por ampliar su capacidad de producción (sobre todo de productos químicos básicos) para absorber toda la cuota de mercado que ha perdido Rusia.

Con todo, si los precios de la energía siguen siendo más altos que en Estados Unidos, y superiores a sus medias históricas, como previsto, los productores químicos estadounidenses seguirán disfrutando de una ventaja competitiva sobre sus homólogos europeos, mientras que China continuará esforzándose por ampliar su capacidad de producción (sobre todo de productos químicos básicos) para absorber toda la cuota de mercado que ha perdido Rusia.

Las perspectivas económicas mundiales para 2024 no son halagüeñas, lo que prepara el terreno para una demanda continuada poco favorable de determinados productos químicos. En consecuencia, esperamos que el descenso de los volúmenes continúe en los próximos dos trimestres, junto con los bajos precios.

¿A qué debe estar atenta la industria química?

Hay determinados acontecimientos y tendencias que podrían generar un impacto importante en el sector químico mundial en los próximos meses:

  • La guerra en Ucrania: el conflicto está durando más de lo esperado. Europa, en particular, sigue viéndose afectada por los elevados precios de la energía que, aunque han descendido, continúan por encima de los niveles anteriores al estallido de la guerra.
  • La reapertura de China estimulará la producción local y la demanda de productos químicos.
  • Industrialización: las medidas de apoyo y las decisiones de gestión que tomen gobiernos y empresas serán clave para determinar la resiliencia y la evolución del sector.
  • Continuación del cambio de tendencia en la producción química (reducción) debido a la ralentización económica mundial y a las expectativas de una menor demanda de consumo y al debilitamiento de la confianza de los consumidores.
  • El endurecimiento de las condiciones de financiación en las economías desarrolladas (Europa y Estados Unidos) seguirá afectando a las empresas que refinancian su deuda.

Realidades heterogéneas en los subsectores de la industria química mundial

Productos químicos básicos, los más impactados por el contexto económico

El subsector de productos químicos básicos comprende las sustancias químicas utilizadas como material de partida para la producción de una gran variedad de productos químicos. Algunos ejemplos son:

  • El cloro: utilizado como desinfectante y para el tratamiento del agua.
  • Ácido sulfúrico: utilizado en metalurgia, para refinar productos petrolíferos o en la producción de materiales explosivos.
  • Cloruro de vinilo: utilizado para producir PVC para revestimientos de paredes, menaje del hogar y piezas de automóviles.
  • Sulfato de aluminio: utilizado para el tratamiento del agua, en la agricultura y en la producción de papel.
  • Carbonato de sodio: utilizado en la fabricación de detergentes, jabones y papel.
  • Acetona: de uso común en productos farmacéuticos.
  • Dióxido de titanio: utilizado en las industrias cosmética y alimentaria, entre otros.

Dentro de este subsector encontramos otra distinción, la petroquímica, si atendemos al origen de la materia prima. Los petroquímicos también son productos químicos orgánicos, pero se fabrican a partir de petróleo crudo y gas natural. Algunos ejemplos son las olefinas, el metanol, el butadieno, el benceno, el etilenglicol, o el polietileno. Se utilizan como materia prima en la fabricación de productos poliméricos como plástico, detergente, adhesivo, caucho, neumáticos, envases alimentarios y bandas elásticas.

Las empresas del subsector de productos químicos básicos son las más afectadas por el actual entorno de mercado débil, con márgenes reducidos por las elevadas necesidades energéticas para la producción. Estas empresas no tienen mucho poder de fijación de precios dada la naturaleza del producto (no se transforman y no tienen valor añadido adicional).

Especialidades químicas: mayor poder de fijación de precios

En cambio, los productores de especialidades química tienen mayor poder de fijación de precios. Como su producción es más compleja, los operadores de este segmento pueden transferir a sus clientes unos costes de producción más elevados. Los fertilizantes, por ejemplo, experimentaron una enorme subida de precios en 2022 (y siguen siendo caros en lo que va de 2023). Aun así, la demanda se mantuvo alta debido al papel clave del producto en el sector agrícola mundial.

Las especialidades químicas son una gama de compuestos que se producen en menores cantidades en comparación con los productos químicos básicos, ya que son productos de alto valor que se venden en función de su funcionalidad y siguiendo determinadas formulaciones. Dentro de este subsector podemos encontrar una gran variedad de clasificaciones. Según el mercado final podemos hablar de antibióticos, adhesivos, pesticidas, fertilizantes, limpiadores, tintas, pinturas y recubrimientos, fragancias, productos químicos para la industria alimentaria y de bebidas (aditivos alimentarios y aromas), etcétera.

En cuanto a las aplicaciones comerciales, los productores del subsector de especialidades químicas atienden las necesidades de sus clientes a nivel individual (la producción se hace a medida con arreglo a determinadas especificaciones), por lo que estas sustancias químicas pueden venderse a precios muy elevados.

Fortalezas y desafíos del sector químico en 2023

Entre las fortalezas del sector químico podemos destacar:

  • Mercados finales muy diversificados, lo que limita la dependencia de las compras de un determinado sector.
  • La transición ecológica representa una oportunidad de expansión en el negocio de los biocombustibles. Otros productos químicos, como los utilizados en la producción de papel y cartón, también seguirán siendo muy demandados en la industria del embalaje.
  • Las empresas del subsector de especialidades químicas disfrutan de un elevado poder de fijación de precios.
  • Dado el papel clave de los productos químicos en la fabricación mundial, siempre habrá demanda (en épocas de actividad industrial).
  • El aumento de la producción de vehículos eléctricos representa una oportunidad para los productores de litio (muy utilizado para la fabricación de baterías eléctricas).

 

Por el contrario, estos son algunos de los desafíos que enfrenta el sector químico en 2023 y en el medio plazo:

  • Altas necesidades de inversión en CAPEX e I+D.
  • Vulnerabilidad a los precios de la energía, como sector intensivo a nivel energético.
  • Los ingresos del segmento petroquímico se ven amenazados por la tendencia a la baja en el uso de plásticos y sus derivados prevista para los próximos años debido a las nuevas normativas medioambientales.
  • Alto riesgo para la reputación y muchos retos relacionados con el medio ambiente: descarbonización, protección del agua y del suelo, garantía de que no haya problemas de salud tanto para los empleados como para los clientes, especialmente con los productos químicos utilizados en la industria alimentaria, entre otros.

 

Solunion
Solunion
Somos impulso. Somos expertos en seguros de Crédito y de Caución, servicio de Recobro, y otros asociados a la gestión del riesgo comercial.
Quizás te interese