Skip to content

¿Cómo crear un plan de gestión de riesgos para tu empresa?

Dirigir una empresa conlleva diversos tipos de riesgos. Estos pueden suponer un impacto negativo, positivo o incluso ambos. Algunos de estos peligros potenciales pueden llegar a acabar con tu negocio o causar daños serios cuya reparación conlleve tiempo y dinero. Otros riesgos, aunque peligrosos, pueden representar oportunidades.

Las empresas a menudo tratan la gestión de riesgos como un asunto más relacionado con el cumplimiento, con reglas y regulaciones que los empleados deben seguir. Este enfoque es limitado: la gestión de riesgos empresariales basada solo en reglas no puede disminuir ni la probabilidad ni el impacto de un desastre y también puede menguar tu capacidad para aprovechar oportunidades de negocio que pueden implicar algún grado de riesgo.

En este artículo te explicamos en que consiste la gestión del riesgo, los tipos de riesgo que pueden amenazar tu negocio y pasos para elaborar un plan de gestión de riesgos para tu empresa. 

Tabla de contenidos

¿Qué es la gestión de riesgos empresariales y por qué es importante?

La gestión de riesgos empresariales evalúa, prioriza y aborda los riesgos involucrados en las operaciones, sistemas y procesos de tu empresa. Actúa como una guía en la toma de decisiones y en la planificación en caso de una emergencia o una oportunidad.

 

¿Qué riesgos es probable que enfrente tu empresa?

La Harvard Business Review divide los riesgos de la empresa en tres partes: Riesgos Evitables (aquellos dentro de tu organización), Riesgos Estratégicos (los que puedes asumir para generar mayores retornos) y Riesgos Externos (que ocurren fuera de tu organización y, por lo tanto, están fuera de tu control).

Más específicamente, recomendamos que consideres también los siguientes ejemplos en tu evaluación de gestión de riesgos empresariales:

  • Amenazas: cualquier cosa en el lugar de trabajo con el potencial de dañar a las personas, que no está bajo el control del entorno empresarial. Esto incluye elementos como materiales peligrosos o accidentes de maquinaria.
  • Riesgos físicos y ambientales: incendios o explosiones; cualquier cosa que pueda dañar tus instalaciones, incluyendo desastres naturales como incendios en la zona, daños por tormentas, inundaciones, huracanes o tornados, terremotos, etcétera.
  • Riesgos humanos: problemas relacionados con el personal que pueden afectar la operación de tu empresa, como el abuso de sustancias, el desfalco o el fraude empresarial.
  • Riesgos tecnológicos y operativos: cualquier cosa que comprometa las operaciones de tu empresa, como un corte de energía, ciberfraude, fallos del sistema, etcétera.
  • Riesgos estratégicos: no responder a los cambios en el entorno empresarial, a menudo resultado de planes de negocio pobres o erróneos, y perder la ventaja competitiva en tu sector (piensa en el caso de Blockbuster vs Netflix).
  • Riesgos financieros: riesgos asumidos con activos financieros, incluyendo riesgos en precios, cambio de divisas o liquidación de un activo. Los clientes y socios también pueden presentar riesgos financieros en los negocios, como riesgo comercial, por ejemplo, si vendes a crédito. La gestión de riesgos empresariales puede indicar cuánto riesgo puede manejar tu empresa en relaciones financieras, incluyendo el riesgo de incumplimientos de pago.

Crear una gestión de riesgos empresariales efectiva involucra necesariamente a toda tu empresa.

¿Qué es la gestión de riesgos empresariales?

La gestión de riesgos empresariales es el proceso metódico de identificar y crear respuestas a eventos potenciales que representan riesgos para el logro de los objetivos estratégicos de tu empresa, o para capitalizar posibles oportunidades de obtener una ventaja competitiva. Es la expresión de la cultura de riesgo de tu empresa, tu tolerancia al riesgo, tu apetito por el riesgo.

Es fundamental crear un marco de gobernanza adecuado para el riesgo, que puede implicar buscar asistencia profesional externa, como analistas de riesgos expertos, para determinar riesgos y respuestas.

 

Ventajas y desventajas de la gestión de riesgos empresariales

Cuando se estructura de manera eficiente, la aceptación de riesgos estratégicos puede crear operaciones altamente rentables y mejorar tu cumplimiento con requisitos legales, regulatorios y de informes.

Son muchas las ventajas de la gestión de riesgos empresariales porque te permite una mayor conciencia de los riesgos que enfrenta tu organización y aumenta tu capacidad para responder de manera efectiva. Esto debería suponer un aumento de tu eficiencia y efectividad, así como de la capacidad de tu empresa para alcanzar objetivos estratégicos.

Sin embargo, también puede haber un lado negativo en la gestión de riesgos empresariales, ya que tiene limitaciones inherentes. Por ejemplo, el juicio humano en la toma de decisiones puede basarse en experiencias pasadas, suposiciones falsas o simplemente intuición, lo que resulta en errores simples o errores más graves.

Un entendimiento insuficiente de lo que es la gestión de riesgos empresariales podría pasar por alto el clima empresarial y económico de tu sector, lo que puede resultar en datos contradictorios o un enfoque demasiado conservador del riesgo… y oportunidades perdidas.

Recuerda: los riesgos financieros relacionados con la estrategia en los negocios son inherentes a los objetivos estratégicos de las empresas. Por ejemplo, las instituciones financieras como bancos o cooperativas de crédito asumen riesgos al prestar a los consumidores, mientras que las empresas farmacéuticas están expuestas a riesgos estratégicos en su desarrollo de I+D para nuevos productos.

¿Cómo crear tu propio plan de gestión de riesgos?

El primer paso para crear un proceso efectivo es entender los tipos de riesgos que enfrenta tu organización en relación con los componentes o impulsores principales de tu estrategia empresarial.

Analiza de manera exhaustiva las actividades y componentes específicos de tu empresa. ¿Qué eventos internos y externos podrían impedir o impactar cada uno de ellos? ¿Tienes sistemas y procesos establecidos para manejar estos riesgos? En general, ¿cómo de probable es que ocurran estos riesgos?

Estos son los pasos específicos que deberías seguir en la gestión de riesgos empresariales:

  • Identificar riesgos estudiando factores internos y externos que impactan tus objetivos.
  • Analizar riesgos calibrando y calculando los resultados para cada riesgo.
  • Responder al riesgo adoptando la estrategia apropiada necesaria para mitigarlo, ya sea estableciendo nuevos procesos o eliminando/modificando los antiguos.
  • Monitorear riesgos y oportunidades midiendo y documentando continuamente los riesgos y oportunidades de tu sector, incluyendo riesgos financieros en los negocios y tus propios protocolos de gestión de riesgos.

Asegúrate de incorporar responsabilidades en tu plan de gestión de riesgos empresariales. Nombra a un miembro del personal con autoridad para supervisar las responsabilidades de gestión de riesgos. También podrías formar un comité de gestión de riesgos con miembros asignados a tareas específicas.

¿Puedes asegurarte de evitar riesgos?

Los riesgos en la era actual, hipertecnológica y con el trasfondo del cambio climático, se han multiplicado en número y complejidad. La planificación anticipada y la consulta experta pueden mitigar el lado negativo de algunos de estos riesgos. Muchos son, de hecho, asegurables: incendios, responsabilidad por productos, desfalco…

Por ejemplo, como especialistas en monitoreo y gestión de riesgos comerciales, cubrimos a las empresas contra riesgos como el de impago ofreciendo protección predictiva en forma de seguro de Crédito.

Pero el mejor seguro contra riesgos sigue siendo la prevención. Muchos riesgos en tus operaciones, incluyendo riesgos financieros, pueden abordarse a través de la capacitación de empleados; verificaciones de antecedentes de empleados, clientes y socios; controles de seguridad; mantenimiento de equipos y mantenimiento de las instalaciones físicas de tu empresa.

Por último, ten en cuenta que la gestión de riesgos empresariales debe ser un proceso vivo, que evolucione junto a tu empresa y el entorno en el que opera.

Solunion
Solunion
Somos impulso. Somos expertos en seguros de Crédito y de Caución, servicio de Recobro, y otros asociados a la gestión del riesgo comercial.
Quizás te interese