Skip to content

Almacenamiento de energía: ¿Puede el sector de las baterías ayudar a Europa con su crisis energética?

Imagen de unas pilas que simbolizan el almacenamiento de energía

El almacenamiento de energía podría ayudar a Europa a hacer frente a su crisis energética, pero las políticas europeas no parecen estar teniendo esto en cuenta. Para 2030, la capacidad total de almacenamiento ascenderá a cerca del 35% de las importaciones medias anuales de gas ruso.

Esta es una de las conclusiones del último informe publicado por Allianz Trade, uno de nuestros accionistas, sobre el almacenamiento de energía en Europa, en el que se basan los datos de este artículo.

El reciente plan REPowerEU no hace referencia directa a los objetivos de almacenamiento de energía y, lo que es más importante, la región no tiene un fuerte incentivo para que los proveedores de almacenamiento de energía o los inversores intensifiquen sus esfuerzos: el crecimiento será orgánico, indirecto y lento.

El mercado mundial de almacenamiento de energía sigue creciendo rápidamente

A finales de 2021, la instalación total de almacenamiento de energía en línea se acercaba a 27 GW o 56 GWh. Esta capacidad total ya quintuplica el nivel de 2015. En el futuro, el segmento debería continuar con su fuerte crecimiento a medida que la transición energética mundial tome impulso. Según diversas estimaciones, la capacidad total de almacenamiento de energía en el mundo debería situarse entre 400 GW y 500 GW en 2030, es decir, entre 15 y 19 veces más que la actual.

Varias políticas apoyarán las tecnologías de almacenamiento de energía, además del mencionado plan de la UE; las más importantes proceden de Estados Unidos y China:

  1. La Ley de Reducción de la Inflación en Estados Unidos, que proporcionará más de 370.000 millones de dólares de financiación a las tecnologías de energía limpia.
  2. El 14º Plan Quinquenal de Implementación del Desarrollo del Almacenamiento de Energía de China, que subraya el papel clave del almacenamiento de energía en su hoja de ruta de la transición energética. Desde el lanzamiento del plan en marzo de 2022, doce provincias y ciudades han anunciado objetivos de despliegue de almacenamiento de energía de 40 GW para 2025.

Previsión de despliegue anual de almacenamiento de energía por región (GW)

Gráfico con Previsión de despliegue anual de almacenamiento de energía por región (GW)

Sin embargo, a pesar de este espectacular crecimiento, el almacenamiento de energía no ha recibido tanta atención en materia de inversiones como las energías renovables y los vehículos eléctricos (VE), que juntos representaron casi el 70% de todas las inversiones relacionadas con la transición energética en 2021.

Pero esto no hace más que subrayar la enorme demanda acumulada de almacenamiento de energía, ya que las renovables aumentarán la volatilidad en la generación de energía y, por tanto, generarán una mayor demanda de almacenamiento como amortiguador de la red eléctrica. Además, los vehículos eléctricos podrían utilizarse algún día para el almacenamiento de los hogares con la configuración adecuada.

Desglose de la inversión en transición energética en 2021 por categoría (en miles de millones de dólares)

Gráfico con el Desglose de la inversión en transición energética en 2021 por categoría (en miles de millones de dólares)

 

Retos a corto plazo para el almacenamiento de energía

En los próximos meses, hay varios obstáculos e incertidumbres que pesan sobre las perspectivas del almacenamiento de energía, como los problemas de la cadena de suministro de los chips esenciales, y la oferta limitada y los precios elevados de metales y minerales como el litio, el cobalto y el níquel. Garantizar un suministro adecuado de litio será probablemente un reto a medio plazo, pero puede abordarse a través de la innovación, el reciclaje y el aumento de la exploración.

Además, en el contexto de la alta inflación y el aumento de los tipos de interés, no solo es probable que los proyectos de menor tamaño (a nivel nacional) se vean afectados, sino que aquellos de mayor envergadura, a escala de red, también podrían retrasarse, ya que los gobiernos están dando prioridad a las acciones con un impacto más inmediato. Además, algunas incertidumbres relativas a la tecnología, por ejemplo, también podrían frenar el progreso del mercado de almacenamiento de energía. De hecho, hay algunas tecnologías que compiten en la química de las baterías, pero también hay competencia de tecnologías específicas como el almacenamiento de energía de larga duración (LDES), la hidroeléctrica de bombeo o el almacenamiento térmico.

La visión a largo plazo debería apoyar el aumento de las inversiones

Desde una perspectiva a más largo plazo, el crecimiento del almacenamiento de energía debería seguir siendo muy fuerte. De hecho, el capex anual en el periodo 2020-2030 podría tener una media de entre 4 y 11 mil millones de dólares, dependiendo de los escenarios; en la siguiente década podría aumentar hasta 9 y 20 mil millones de dólares y, finalmente, podría tener una media de entre 16 y 17 mil millones de dólares en la década 2040-2050.

Si la economía mundial decide realizar las inversiones necesarias para limitar el calentamiento global a +1,5 °C, el gasto anual se situaría en los límites superiores de cada intervalo. Este escenario también fomentaría una mayor innovación y reduciría los costes. En 2040-2050, si se mantienen las políticas actuales, el despliegue de baterías de almacenamiento es solo un 40% del que se da en el escenario “+1,5°C” en términos de capacidad. Sin embargo, el capex global sería casi el mismo, gracias a las economías de escala, ya que el coste de capex para un solo GW se reduciría en un -60%.

Solunion

Solunion

Somos impulso. Somos expertos en seguros de Crédito y de Caución, servicio de Recobro, y otros asociados a la gestión del riesgo comercial.
Maybe you are interested
Weekly Export Risk Outlook 13-03-2019

Weekly Export Risk Outlook 13/3/2019

El último boletín de exportación de Solunion incluye la actualidad económica de Turquía, Reino Unido, Francia,mercados emergentes, Estados Unidos, República Checa, Kenia y China. Turquía: se espera una contracción del PIB anual global en 2019…